Noticias

2018
05
OCT

Los primeros 20 años del centro de investigación de la caña de

azúcar del ecuador - Cincae

Figura 1. Parte de las instalaciones del Centro de Investigación

LLa industria azucarera del Ecuador, pequeña en comparación con otros países, es una de las industrias más innovadora del país, que cubre todo el proceso agroindustrial de la caña de azúcar, cuya actividad representa el 8.7% del PIB agrícola nacional. Desde sus inicios los ingenios azucareros han hecho esfuerzos por mejorar los niveles de producción y productividad a través de la adaptación de variedades y tecnologías importadas, que en el mayor de los casos no se adaptaron eficientemente a las condiciones agroclimáticas de esta región del país. Como resultado de este proceso se logró la importación y adaptación de la variedad RAGNAR que se ha mantenido por alrededor de 50 años, llegando a ocupar más del 80% de la superficie sembrada de caña de azúcar en la región azucarera, con el consiguiente riesgo para la agroindustria azucarera al depender casi exclusivamente de una variedad. De hecho, en la década del 90 una explosión poblacional del saltahojas, Perkinsiella saccharicida, puso en alerta a la industria en 1997, que tomó la decisión de crear el Centro de Investigación de la Caña de Azúcar del Ecuador (CINCAE), en septiembre de 1997, como una división de la Fundación para la Investigación Azucarera del Ecuador (FIADE). El CINCAE es una organización sin fines de lucro, financiada por los tres ingenios más grandes del país: COAZUCAR (La Troncal), San Carlos y Valdez, teniendo como misión desarrollar variedades de caña de azúcar y tecnologías para el manejo del cultivo de la caña de azúcar en la cuenca baja del río Guayas. Para alcanzar este objetivo CINCAE está conformado por cinco áreas de investigación: Fitomejoramiento (Programa de Variedades), Entomología, Fitopatología, Suelos y Fertilizantes y Laboratorio Químico. CINCAE cuenta con laboratorios y equipo de última generación y una estación experimental de 70 hectáreas, ubicada en el kilómetro 49.6 de la vía Durán – El Triunfo, Provincias del Guayas-Ecuador.

El CINCAE cuenta con un equipo de 20 técnicos/investigadores con alto nivel científico (Ph. D., M. Sc. y profesionales especialistas), cinco administrativos y 45 trabajadores que apoyan las actividades en campo y laboratorios. El funcionamiento técnico y administrativo está enmarcado dentro de varios procesos planificados bajo el sistema de gestión de calidad, que cumplen los estándares de la Norma ISO 9001:2015. Los proyectos de investigación han sido priorizados, atendiendo las necesidades de los ingenios y cañicultores; y, los problemas agronómicos que tiene el cultivo de caña de azúcar en nuestra región. En este proceso de investigación existe la participación directa de los técnicos de los ingenios, quienes a su vez participan en capacitación sobre el uso de las nuevas variedades y tecnologías. Al cumplir estos primeros 20 años, ofrecemos un resumen de los principales logros y resultados de esta gestión:

Se han liberado ocho variedades mejoradas para el sector azucarero: ECU-01, EC-02, EC-03, EC- 04, EC-05, EC-06, EC-07 y EC-08. Hasta la zafra de 2016, estas variedades ocupaban el 43.6% del área cosechada de los tres ingenios auspiciantes. Mediante intercambio de germoplasma, las variedades ecuatorianas están siendo probadas en otros ingenios azucareros del Ecuador y el mundo. En los próximos años tendremos la oportunidad de observar las variedades ecuatorianas en producción comercial en otros países. Todas las variedades son registradas en el sistema de obtenciones vegetales y las leyes y reglamentos ecuatorianos que lidera el Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual – IEPI y el sistema de registro de variedades en el Ministerios de Agricultura y Ganadería del Ecuador..

En tecnologías, los ingenios y cañicultores se han beneficiado con el uso de semilla sana de alta pureza genética y el servicio de diagnóstico de enfermedades desde el semillero fundación, establecido con plantas obtenidas mediante cultivo de tejidos (in vitro), hasta los semilleros básicos y comerciales en los ingenios. El uso de esta tecnología ha permitido la disminución de los niveles de incidencia de enfermedades como raquitismo de la soca ha bajado del 41.4% en 1999 al 0.8% en 2016; y, escaldadura de la hoja de valores superiores al 3% el 2001 a niveles de 0.01% en 2016. Para el manejo de plagas y enfermedades se han establecido sistemas de monitoreo y evaluación que permiten la aplicación de medidas preventivas y de control, dando mayor énfasis a los programas de control biológico y otras medidas de control no químicas. Además, se entregan recomendaciones sobre fertilización química y orgánica de las nuevas variedades. También se realizan análisis de suelos, foliares, agua, subproductos, etc., de los ensayos de CINCAE, ingenios y prestación de servicios a cañicultores y empresas asociadas a la industria azucarera, analizando un promedio de 8,500 muestras, con 51,000 determinaciones analíticas anuales..

Los resultados de la investigación se comunican a través de la capacitación permanente mediante cursos, seminarios o talleres, días de campo, evaluaciones participativas en campo para la selección de variedades y, manejo de plagas y enfermedades. Se han realizado numerosos eventos de capacitación a técnicos nacionales y extranjeros. En apoyo a la educación superior, se han recibido a más de 2,000 estudiantes de distintas universidades provenientes de todo país y universidades del exterior; 20 estudiantes desarrollaron sus tesis de pre y postgrado para la obtención de títulos de maestrías, agrónomos, biólogos o químicos. CINCAE publica permanente sus resultados a través de su revista informativa denominada “Carta Informativa CINCAE”, boletines técnicos e informes anuales. También dispone de una biblioteca especializada en caña de azúcar que está a disposición del público.

Este aporte de CINCAE y las innovaciones efectuadas en los ingenios, han contribuido para que la producción de caña y azúcar se incrementen; por ejemplo, en el año 2009 se registró un promedio de 71 toneladas de caña/ha, y en el 2016 el promedio registrado fue de 95 toneladas. De la misma manera, la producción de azúcar se incrementó de 7.2 toneladas de azúcar/ha, a Figura 2. Variedad ECU-01 sembrada en cantero comercial del Ingenio San Carlos. Actualmente ocupa el 21% del área cultivada en ingenios. -3- 8.9 toneladas en este mismo periodo. Las nuevas variedades y tecnologías que entregará el CINCAE a futuro contribuirán para una producción ecológica y sostenible de la caña de azúcar, para producir azúcar, alcohol y otros subproductos en el Ecuador.


Los avances obtenidos por CINCAE se reflejan en mejoras de la producción, el conocimiento a nivel de cañicultores, estudiantes universitarios y técnicos de los ingenios. La participación del CINCAE en los diferentes foros de caña de azúcar ha sido muy reconocida, a nivel nacional y mundial. Actualmente varios de los técnicos son parte de los comités científicos de la Sociedad Internacional de Técnicos Azucareros (ISSCT en inglés; www.issct.org), llegando a desempeñar la vicepresidencia de este organismos durante 2016 -2019. Los técnicos e investigadores en caña de azúcar de todo el mundo han reconocido a CINCAE como un centro de referencia en investigación de la caña de azúcar; por ello han solicitado organizar dos talleres mundiales. En mayo de 2006, se organizó el VIII Taller de Fitomejoramiento de Caña de Azúcar, donde participaron más de 70 expertos en Genética y Fitomejoramiento. Luego, entre el 14 y 18 de septiembre del 2015, se organizó el XI taller de Fitopatología y el IX de Entomología, con la participación de 60 expertos en Fitopatología y Entomología de la caña de azúcar. Los talleres técnicos de las diferentes secciones temáticas de la Sociedad Internacional de Técnicos Azucareros (ISSCT en inglés), se realizan cada tres años en distintos países miembros de esta organización. Estos talleres tienen como objetivo abrir un espacio de diálogo para conocer los avances tecnológicos y las novedades en las áreas respectivas donde los delegados de cada uno de los países participantes presentan sus resultados de investigación.


Todos estos logros han sido el resultado del esfuerzo y la confianza que los ingenios San Carlos, Valdez y COAZÚCAR (La Troncal) han tenido para auspiciar la investigación azucarera, siendo esto un buen referente para impulsar el desarrollo de otros rubros agrícolas en el país. En este proceso de creación y desarrollo del CINCAE ha sido muy importante el apoyo brindado por los señores directores de la Fundación para la Investigación Azucarera del Ecuador (FIADE): Ing. Mariano González, Sra. Isabel Noboa, Sr. Roberto Isaías, Lic. Xavier Marcos, Sr. Russell Crawford, Ec. Ricardo Rivadeneira, Ab. Francisco Alemán, Ing. Vicente Abbud, Ing. Ernesto Gómez, Ab. Norma Zea, Ec. Stanley Vera, Ing. Roberto Dunn, Ec. Roberto Murillo, Ing. Roberto Rodríguez. De manera especial debemos destacar el apoyo y la gestión permanente de los señores Directores Ejecutivos de FIADE: Sr. Russell S. Crawford, Ing. Ralf Scneidewind y Ab. Francisco Alemán. Un reconocimiento especial a la labor del Ing. Carlos Buenaventura, como primer Director General de CINCAE.